Make your own free website on Tripod.com
 
NEW POLYMER LTDA

 

NUESTRO MAIL

 

 

PORQUE PENSAMOS EN EL FUTURO...
 
TAMBIEN UTILIZAMOS MATERIAL RECICLADO

 

 
 
LA ERA DEL PLASTICO

La fibra de carbono revolucionó el mundo de los materiales en los años 60. Ofrecía una resistencia mucho mayor que la fibra de vidrio y en algunos casos mayor que la del metal.

A todos los niveles, se entraba en la "era del plástico"

La llamada era del plástico se impuso poco a poco a partir de los años 50. Se inventaban más plásticos y, sobre todos, se multiplicaban los usos de los mismos. Entraron en la industria, en el hogar, en la construcción. Nuevos útiles fueron creados gracias a ellos. Antiguas piezas y herramientas se transformaron tocadas por la mano de los nuevos materiales. Comenzando por las sartenes en las que se freía un huevo y terminando por la construcción de un avión que cruzaba el espacio a doble velocidad que el sonido.

La empresa Basf, por ejemplo, introdujo el llamado corcho blanco, que hoy vemos en todos los embalajes en los que hay que proteger el contenido, o a pie de obra, como aislante o formador.

La empresa Bayer comercializó otro plástico, el Makrolon, con notables características de transparencia y resistencia, que lo hicieron muy útil en la fabricación de lentes para gafas, faros para coches, etc.

El siguiente paso fue usar derivados del petróleo como materia prima para la industria del plástico, lo que dio lugar a la industria petroquímica. Como el petróleo tiene que ser fraccionado para separar sus componentes útiles, la fracción más ligera puede usarse como elemento para la fabricación del plástico.

Este imperio del plástico como material versátil y de múltiples usos, no tardó en poner sobre la mesa el problema ambiental: Tanto producto provocaba una cantidad de basuras digna de consideración. Un problema que se acentuaba ya que los plásticos, pese a ser biodegradables, en realidad no lo son tanto, lo que provoca acumulaciones difícilmente recuperables.

 

QUE ES UN PLASTICO?

La palabra "plástico" se aplica a todo material que pueda cambiar fácilmente de forma y conservarla durante un tiempo prolongado.

Desde un punto de vista más técnico, podemos decir que es un material químico, de estructura macromolecular y de carácter maleable, obtenido generalmente por síntesis de otras sustancias.

Según su estructura los plásticos se clasifican en:

Termoplásticos: el encadenamiento de las moléculas lleva a largas moléculas lineales, que fluyen bajo ciertas condiciones de temperatura y presión, pero por debajo de dicha temperatura conservan la forma que se les haya dado, en un proceso que puede repetirse indefinidamente. Son termoplásticos:

El nitrato de celulosa
El acetato de celulosa
El policloruro de vinilo
El poliestireno
El polietileno
Las poliamidas

Termoestables o termoendurecibles: las estructuras no son lineales, pues existen puntos de unión entre las cadenas de polímeros que determinan una estructura tridimensional. Estos plásticos no fluyen por la acción del calor y la presión y mantienen siempre su forma original. Son termoestables:

La anilina formaldehido
El fenol formaldehido

La disposición química más común de los plásticos es la formada por una molécula simple -monómero- que se repite en una larga cadena: polímero. Son polímeros de este tipo o de adición, el polietileno, el polipropileno, el poliestireno, el teflón, el PVC, etc

Otra manera de crear polímeros es la llamada por condensación, en la que se unen varios tipos de monómeros distintos. De este tipo son la poliamida, la baquelita, el poliéster, etc

Una tercera forma de crear polímeros es mediante copolimerización, en la que varios monómeros distintos forman un polímero sin perder en el proceso ningún átomo, por lo que monómero y polímero son idénticos, salvo la repetición. Es el caso de las resinas vinílicas, en las que se une el acetato de vinilo con el cloruro de vinilo.

El primer plástico conocido, sin embargo, no fue artificial. Nació a partir de las investigaciones que se hicieron en el siglo XIX con la celulosa. De aquí nacería el celuloide en 1869; un material que obtuvo un éxito inmediato y que además recibió un importante premio de 100 mil dólares, que se había instituido para el primer producto con el que se pudieran fabricar bolas de billar comparables a las de marfil.

El celuloide era termoplástico y bastaba calentarla para darle una forma determinada. Por eso fue usado en muchos productos. Ahora bien, era altamente inflamable, lo que frenó su desarrollo.

Otro de los primeros plásticos fue la galalita o cuerno artificial, que partía de la caseína que se encuentra en la leche. Para conseguir este plástico se partía de queso fresco descremado, al que se le añadían plastificantes y que luego se endurecía con formaldehido.

Plástico Rígido y Plástico Blando

De hecho, hemos visto plásticos que son rígidos y otros que son blandos. Las teclas plásticas de su teclado son rígidas, pero el plástico que recubre los cables de la misma computadora es blando. Esto es porque todos los plásticos poseen una cierta temperatura por encima de la cual son blandos y flexibles y por debajo de la misma son rígidos y quebradizos. Esta se denomina temperatura de transición vítrea, o Tg. La Tg es distinta para cada plástico. A temperatura ambiente, algunos plásticos se encuentran por debajo de sus Tg, por lo tanto son rígidos. Otros plásticos se encuentran por encima de sus Tg a temperatura ambiente y son blandos.

A veces se adicionan aditivos a los plásticos, para hacerlos más blandos y flexibles. Estos aditivos reciben el nombre de plastificantes.

Entre los polímeros empleados como plásticos se encuentran el Polietileno, Polipropileno, Poliestireno, Poliésteres, Policarbonato, PVC, Nylon y el Poli (metacrilato de metilo).

 

Av. Pedro de Heredia, Sector Toril, Bodega 22A-56
TEL:(575) 672-0850/ FAX:(575) 669-2828
CARTAGENA DE INDIAS -COLOMBIA